Nosotros

Colegio Técnico Profesional que forma personas Formar personas íntegras, capaces de desarrollar al máximo sus potencialidades en lo cognitivo, lo afectivo y lo social, que entrega una preparación académica, técnica y valórica de calidad, en un ambiente inclusivo y de sana convivencia; fomentando la inserción laboral temprana y/o el ingreso a la Educación Superior, con el propósito de mejorar su calidad de vida.

Ser un establecimiento Técnico Profesional, que ofrezca servicios de aprendizajes para la formación de estudiantes en el área Gastronómica y Hotelera; que brinde una real posibilidad de desarrollo al servicio de las familias, comprometido con la mejora continua en una gestión de calidad, reconocida a nivel nacional e internacional.

Nuestra institución se caracteriza por plasmar en su quehacer educativo los siguientes sellos:

  • Colegio Técnico Profesional con vinculación efectiva al mundo productivo y educativo.
  • Colegio Técnico Profesional con formación integral en el ser, saber, saber hacer y el saber convivir.
  • Colegio Técnico Profesional con ambiente inclusivo y de sana convivencia.
  • Colegio Técnico Profesional a la vanguardia en la formación Gastronómica y Hotelera.

Es Política de Calidad del Colegio Técnico Profesional de Gastronomía y Hotelería

ACHIGA – COMEDUC

  • Ofrecer una educación integral a jóvenes de educación media Técnico Profesional centrada en el desarrollo de competencias genéricas y específicas, fundamentadas en ser, saber, saber hacer y el saber convivir.
  • Entregar herramientas a jóvenes provenientes de diversas comunas de Santiago, para desarrollar al máximo sus potencialidades y capacidades, en un ambiente inclusivo, de sana convivencia.
  • Comprometer aprendizajes de calidad en el área de servicios a través de objetivos y metas coherentes y verificables que se sustentan en una práctica de mejora continua y en el cumplimiento de los requisitos legales y normativos aplicables.

Colegio perteneciente a la Red de establecimientos educacionales administrados por la Fundación Educacional COMEDUC, nace el año 1980 en la Ciudad del Niño; donde INACAP con el aporte de la Compañía Chilena de Tabacos, instala talleres de capacitación para alumnos de III y IV medio de la misma Ciudad del Niño.

En 1993 el establecimiento se traslada al Pueblito del Parque O’Higgins, ocupando las dependencias del Museo del Huaso para desarrollar sus clases. Al siguiente año, el colegio continúa sus clases en el Local 5 del Pueblito, propiedad de la Ilustre Municipalidad de Santiago, dependencias que le cobijaron durante casi 20 años. En esas dependencias, Chile Tabacos y CIES – INACAP, inician una propuesta educativa que convoca a las especialidades de Hotelería y Gastronomía en educación media, para lo cual, se utilizan los recursos económicos que aporta la Compañía Chilena de Tabacos junto a la implementación de talleres, heredada del C.F.T. INACAP. En esas dependencias se instaura un sello distintivo poco común en la educación media tradicional: recreos fuera del edificio -transformándose en patio la calle del Pueblito del Parque O’Higgins- sin uso de timbres que recordaran el inicio o término de cada clase. Esta característica impactará directamente en la formación de los alumnos, en cuanto desarrollan un alto nivel de responsabilidad, autodisciplina y autonomía para cumplir con las condiciones que el colegio requiere.

Durante el año 1999, finaliza la administración anterior, dando paso a una nueva unión estratégica: ACHIGA y COMEDUC, formando una alianza educativa que da continuidad al Proyecto.

El año 2007, ACHIGA deja la sociedad, siendo la Fundación Educacional COMEDUC quien brinda permanencia al Colegio, asumiendo la administración y desafío de mantener los niveles de excelencia logrados. A partir de ese mismo año, se ingresa al sistema de Financiamiento Compartido, según resolución Nº 2724 del 29 de septiembre de 2000.

Posteriormente el Colegio se consolida y posiciona en el medio Gastronómico y Hotelero, convirtiéndose en uno de los establecimientos más reconocidos por la formación de sus egresados, sin aún contar con un espacio físico propio. Tras ello, surge la necesidad de buscar un nuevo local que permita la continuidad del Colegio.

Es así como entre los años 2010 y 2014 habiéndose realizado diversas gestiones ante la urgencia de devolver las dependencias a la Ilustre Municipalidad de Santiago, el año 2015 se alcanza el anhelo de trasladar el establecimiento a sus actuales dependencias, ubicadas en la comuna de Las Condes.

A partir del año 2015 comienzan nuevos desafíos, nuestro establecimiento se ubica en sus nuevas dependencias de la calle Alonso de Camargo, hasta este local perteneciente al Arzobispado de Santiago, se han trasladado nuevos sueños y desafíos para seguir construyendo nuestra comunidad educativa, muchos jóvenes junto a sus familias nos han seguido hasta este nuevo lugar, manteniendo nuestra tradición de albergar a estudiantes provenientes de más de 30 comunas del gran Santiago. Durante el año 2015 se concretan dos grandes proyectos la adscripción a la Ley SEP y al Programa de Integración Escolar PIE, este mismo año se conforma el Equipo de Educadoras Diferenciales que darán cuerpo y vida a la integración de numerosos jóvenes con necesidades educativas especiales (NEE), haciendo coherente uno de nuestros sellos educativos que es la inclusión.

Como parte de los nuevos lineamientos de la Ley de Inclusión, nuestro establecimiento se adhiere el año 2017, a la Gratuidad, recibiendo desde entonces, un importante número de estudiantes prioritarios y preferentes. Es así como también, aumenta significativamente el número de funcionarios, como parte de los dos nuevos proyectos que han fortalecido nuestro compromiso educativo y social.

A partir del año 2018, se incorpora un nueva estrategia curricular, la formación dual en cuartos medios de la especialidad de Servicios de Hotelería, esta experiencia de aprendizaje, llega a consolidar la vinculación con el mundo productivo, acercando de manera temprana y efectiva a los jóvenes al mundo laboral, a través del desarrollo del curriculum, esto ha favorecido la formación de competencias y habilidades genéricas y específicas, enriqueciendo aún más la formación integra de nuestras alumnas y alumnos.